Alerta contra los contables “fantasma” que engañan a latinos en la temporada de impuestos

El IRS difunde tácticas para descubrir a contables estafadores: si alguien ofrece un trato demasiado bueno para ser verdad, probablemente no sea verdad, dice un experto.

Con la llegada de la temporada de impuestos, también aparecen (y desaparecen) preparadores inescrupulosos que seducen con tentadores reembolsos, pero que pueden provocar serios problemas legales a los contribuyentes, en especial a los latinos y a las personas mayores, según advierten autoridades y expertos.

Estos grupos son frecuentemente víctimas de los preparadores de impuestos fantasma, como los denomina el Servicio de Rentas Internas (IRS, en inglés), que ha lanzado una alerta para evitar que caigan en su trampa y ha dado a conocer algunos consejos para poder identificarlos.

“No firmar una declaración es una señal de que el preparador pagado busca hacer dinero rápido al prometer un reembolso grande o tener cargos de cobro a base del tamaño del reembolso”, asegura el IRS.

De acuerdo con la agencia federal, por ley cualquier persona a quien se le pague para preparar o ayudar con la declaración de impuestos debe tener un Número de Identificación Tributario de Preparador o PTIN y debe incluirlo en el documento, que además debe firmar.

Otras señales para identificarlos son que generalmente requieren el pago en efectivo y no proporcionan un recibo.

Los latinos son más vulnerables

“Desgraciadamente es algo que se puede dar mucho entre la comunidad latina, porque muchos de nosotros vamos con las personas que nos refieren. Por eso antes de escoger a un preparador lo más importante es hacer algo de investigación”, explica Manuel Álvarez, gerente regional de H&R Block en Los Ángeles (California).

Álvarez insta a los contribuyente a buscar a un experto con experiencia y, sobre todo, con el conocimiento de que sabe lo que está haciendo.

“Hay muchos preparadores que sirven a nuestra comunidad que no firman la declaración de impuestos y ésta aparece como si fuera preparada por el mismo contribuyente. Esa es una señal de alerta de que está haciendo algo incorrecto“, sostiene.

Destaca además la importancia de que los contribuyentes, sobre todos los latinos, se aseguren de que la información en el documento esté correcta y no se incluyan, por ejemplo, a familiares que viven fuera de Estados Unidos con el fin de obtener un mayor reembolso, porque puede acarrearles problemas serios en el futuro.

“Si es incorrecto lo que ponen para recibir un crédito adicional, como poner a niños que están en México como si estuvieran en Estados Unidos, y más adelante quieren hacer algún proceso de inmigración, les puede salir el tiro por la culata porque les puede afectar el proceso”, explica.

Los latinos también pueden caer en la trampa de los preparadores inescrupulosos porque desconocen el sistema tributario de Estados Unidos o las leyes del país.

“Definitivamente las personas mayores puede que no estén tan familiarizadas con la leyes y pueden ser efectivamente más vulnerables, sobre todo si son personas mayores de 70 años y tienen problemas de memoria”, afirmó Álvarez.

Community Tax, otra empresa nacional de impuestos, también advierte sobre este tipo de fraudes que ocurren durante la temporadas de impuestos, y recuerda a la comunidad que “cuando alguien te ofrece un trato que suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea”.

“Tu primera señal de alarma será una promesa de una gran ganancia para la que generalmente no calificarías. Por tentador que parezca, los estafadores de impuestos encuentran gran parte de su éxito al hacer promesas extravagantes para atraer a la gente a confiar en ellos”, alerta la compañía en su página web.

Verificar las calificaciones del preparador 

Independiente de quién prepare la declaración, el IRS instó a los contribuyentes a revisarla cuidadosamente y a hacer preguntas acerca de cualquier cosa que no esté clara antes de firmar.

Al elegir a un preparador, la agencia federal aconseja verificar sus calificaciones en el Directorio de Preparadores de Impuestos Federales con Credenciales y Calificaciones Seleccionadas, que se encuentra en su página web, así como también investigar el historial de la persona.

El IRS también sugiere preguntar sobre los honorarios del experto y así evitar a quienes “basan sus cuotas en un porcentaje del reembolso o que dicen que pueden obtener devoluciones mayores“.

“Al preguntar acerca de los servicios y honorarios de un preparador, no suministre documentos tributarios, números de Seguro Social”, alerta la agencia, que insta a los contribuyentes a denunciar a los preparadores abusivos a través de su página web.

Updated: febrero 10, 2020 — 2:39 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *